Bienvenid@s

¿Dónde está nuestra casa?

Junto al Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, que da nombre a la casa. A cien kilómetros de la Capital del Santo Reino, Jaén, en Villanueva del Arzobispo. Compartiendo muros con la medieval edificación que guarda la imagen de la patrona de las villas. A la entrada del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas,  con un delicioso contraste de paisajes y suelos: en su término municipal coinciden los impresionantes paisajes montañosos y húmedos de la Sierra de las Villas, con su Guadalquivir mozalbete, la depresión rojiza del Guadalimar, lindando con la comarca del Condado de Santisteban, y las onduladas tierras de la Loma de Úbeda. Mar de olivares: esa es la visión que ofrecen los campos de Villanueva, poblados por un millón de olivos de lozanía proverbial, en cuyo cultivo confluyen la sabiduría de culturas y siglos, hechos tradición de aceite, noble y sabroso. La población aparece situada en las faldas de un monte sobre el que se asienta Iznatoraf, antiquísima villa de gloriosa historia y sonoros linajes. De Iznatoraf se independizaron sucesivamente sus aldeas: La Moraleja, llamada Villanueva del Arzobispo desde 1396, en que el arzobispo de Toledo, don Pedro Tenorio, le concedió su emancipación.

Abriendo nuestas puertas

La Casa Trinitaria de Convivencia y Encuentro Nuestra Señora de la Fuensanta es una casa de los Trinitarios de la Provincia del Espíritu Santo y está gestionada por la Pastoral Juvenil. El objetivo es ofrecer un servicio eclesial, dentro del carisma de la Orden, como espacio para el encuentro, la reflexión, el dialogo, la escucha activa y el descanso. Lugar para estancia de religiosos, sacerdotes, religiosas, grupos, realización de campamentos, encuentros, retiros de oración, jornadas de formación,...
Más información Más información
Casa Trinitaria de Convivencia y Encuentro Nuestra Señora de la Fuensanta
Descarga Folleto Informativo Descarga Folleto Informativo
© Trinitarios España

Bienvenid@s

¿Dónde está nuestra casa?

Junto al Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, que da nombre a la casa. A cien kilómetros de la Capital del Santo Reino, Jaén, en Villanueva del Arzobispo. Compartiendo muros con la medieval edificación que guarda la imagen de la patrona de las villas. A la entrada del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas,  con un delicioso contraste de paisajes y suelos: en su término municipal coinciden los impresionantes paisajes montañosos y húmedos de la Sierra de las Villas, con su Guadalquivir mozalbete, la depresión rojiza del Guadalimar, lindando con la comarca del Condado de Santisteban, y las onduladas tierras de la Loma de Úbeda. Mar de olivares: esa es la visión que ofrecen los campos de Villanueva, poblados por un millón de olivos de lozanía proverbial, en cuyo cultivo confluyen la sabiduría de culturas y siglos, hechos tradición de aceite, noble y sabroso. La población aparece situada en las faldas de un monte sobre el que se asienta Iznatoraf, antiquísima villa de gloriosa historia y sonoros linajes. De Iznatoraf se independizaron sucesivamente sus aldeas: La Moraleja, llamada Villanueva del Arzobispo desde 1396, en que el arzobispo de Toledo, don Pedro Tenorio, le concedió su emancipación.

Abriendo nuestas puertas

La Casa Trinitaria de Convivencia y Encuentro Nuestra Señora de la Fuensanta es una casa de los Trinitarios de la Provincia del Espíritu Santo y está gestionada por la Pastoral Juvenil. El objetivo es ofrecer un servicio eclesial, dentro del carisma de la Orden, como espacio para el encuentro, la reflexión, el dialogo, la escucha activa y el descanso. Lugar para estancia de religiosos, sacerdotes, religiosas, grupos, realización de campamentos, encuentros, retiros de oración, jornadas de formación,...
Más información Más información
Casa Trinitaria de Convivencia y Encuentro  Nuestra Señora de la Fuensanta
Descarga Folleto Informativo Descarga Folleto Informativo